Delincuente fue atrapado porque una huella lo delató

4 febrero 2019

Ropa, electrodomésticos, perfumes y equipos computacionales, forman parte del botín que un sujeto sustrajo desde un domicilio particular de la villa El Cobil de la comuna de Rengo, motivo por el cual la víctima denunció el hecho a Carabineros, dando cuenta al fiscal de turno de esa comuna, quien instruyó que personal de la PDI efectuara las primeras diligencias en el sitio del suceso.

Es así que las pericias de los detectives de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) Rengo, lograron levantar una huella digital hallada en el sitio del suceso, que luego de ser analizada por el Laboratorio de Criminalística (LACRIM) Rancagua, sirvió para identificar al imputado.

Este indicio permitió determinar que la huella no pertenecía a ningún residente de la propiedad, ni al círculo cercano de la denunciante, sin embargo, coincidía con las huellas digitales de un sujeto que mantiene domicilio en otro sector de la comuna.

Este individuo, además,  mantiene antecedentes penales por delitos similares y se encontraba en libertad hace cuatro meses, luego de cumplir condena por otras causas penales, como lo explicó el comisario Iván Pizarro Valencia, jefe de la BICRIM de Rengo.

Con los antecedentes antes señalados, los detectives dieron cuenta al fiscal de turno de Rengo, quien tramitó una orden de detención en contra del imputado de 23 años, la cual fue ejecutada de manera exitosa por la los oficiales de la BICRIM de esa comuna, y tras su aprehensión, se encontró parte de las especies sustraídas en los alrededores del sitio del suceso, las cuales fueron devueltas a su dueña.

En tanto, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Rengo, para su correspondiente control de detención, quedando en prisión preventiva mientras dure la investigación.

Redes Sociales