Casi $700 millones de pesos en inversión entregó CONAF a damnificados de los megaincendios del año 2017.

8 julio 2019

La comuna de Marchigüe abrió sus puertas para el lanzamiento regional del programa que busca ayudar a pequeños propietarios forestales de seis comunas de la región: Litueche, Paredones, Lolol, Pumanque, Pichilemu, y Marchigüe, quienes tras la catástrofe ambiental más grande de la historia del país, perdieron sus campos, infraestructura y fuentes laborales, entre otros.
 
En 2017 el patrimonio de plantaciones forestales se vio severamente afectado por los incendios forestales de magnitud, que quemaron 112 mil hectáreas en la región, perdiéndose con ello 36.082 hectáreas de bosque nativo y 35.542 hectáreas de plantaciones forestales y 700 familias afectadas. Por lo que en esta administración, ya se han atendido a 91 familias, a las que se les reforestaron 320 hectáreas y se manejaron 840 hectáreas de plantaciones quemadas, aportando más de 328 mil plantas de pino para volver a crear los bosques siniestrados, más los correspondientes fertilizantes, con una inversión de 175 millones de pesos. 
 
“Estamos felices de haber podido generar la entrega de casi 700 millones de pesos a propietarios del secano, personas trabajadoras de nuestra región, que se han comprometido con nuestro gobierno en la tarea de reforestar nuestro patrimonio forestal, al igual que los alcaldes de sus respectivas comunas”, comentó sobre la actividad Marcelo Cerda Berríos, Director Regional de CONAF, quien en compañía del SEREMI de agricultura de la región, Joaquín Arriagada, encabezaron la actividad.
 
 La ceremonia que contó con la participación de los beneficiarios, asistió Yamil Ethit, Gobernador de Colchagua; el Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada; el alcalde de la Ilustre Municipalidad de Marchigüe, Héctor Flores; y quien lanzó el Programa Regional, Marcelo Cerda, director de CONAF O’Higgins.