Rengo primera ciudad en Chile que decidió entregar más de 130 sillas de ruedas especializadas y no celebrar fiestas de fin año.

13 febrero 2020

Este jueves se realizó la tercera entrega de 21 sillas de ruedas eléctricas en la comuna, lo que a la fecha alcanza un número de 60 sillas, de acuerdo a la discapacidad de cada persona. En las dos entregas anteriores, los beneficiados recibieron también sillas neurológicas y estándar, todo de acuerdo a lo que señalan los kinesiólogos y terapeutas del Cesfam Oriente de la comuna.

Una veintena de adultos se dieron cita para recibir este sueño que les permitirá independencia y dignidad, tal como lo señaló la primera autoridad de la comuna, Carlos Soto Gonzalez, “Sabemos que las fiestas de fin de año y las actividades de verano son muy importantes para la comunidad, pero se nos va una gran cantidad de recursos cuando sabemos que tenemos muchas carencias todavía. Tenemos muchos sectores de nuestra sociedad que lamentablemente hoy viven en condiciones no dignas y que lamentablemente están sujeto siempre al esfuerzo de sus familias y el Estado solamente provee ayuda a través de los canales adecuados que normalmente terminan siendo caminos largos y finalizan minimizando las ayudas que merecen tener”.

Un lema recurrente en el municipio frente a esta actividad es la dignidad de las personas, dignidad que les otorga además igualdad y libertad, y es por eso que nace la campaña YO ME MUEVO POR RENGO. La implementación de este programa, considerado como una política pública local, permitirá mejorar las condiciones de vida de los beneficiados e incorporar a la sociedad a personas con capacidades diferentes, a través de la entrega de sillas de ruedas.

El alcalde Carlos Soto señaló “La discapacidad es un tema que marca muchas diferencias al interior de las familias donde hay un discapacitado y se toma como un problema, como una carga que es imposible de sostener, una tremenda brecha social. En nuestro país no pueden existir discapacitados de primera, segunda o tercera categoría, necesitan de un Estado que se haga cargo de todos por igual y es lo que queremos decir desde Rengo, una pequeña ciudad de Chile”.