Organizaciones de Mujeres se manifestaron en contra de la objeción de conciencia en el Hospital de San Fernando

13 de abril de 2018

Hasta el Hospital San Juan de Dios de la comuna de San Fernando llegaron diferentes agrupaciones de mujeres, estudiantiles y sindicatos, para expresar su molestia respecto a la alta cantidad de profesionales que decidieron libremente ser objetores de conciencia. Todo esto, en el marco de la Ley 21030 que asegura la interrupción voluntaria del embarazo en 3 causales: peligro de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. 

Las organizaciones decidieron entregar una carta, que fue recibida por la oficina de partes del Hospital San Juan de Dios de San Fernando, donde indican que solo un profesional del recinto público de salud de la Capital Provincial de Colchagua esta dispuesto a practicar la interrupción voluntaria del embarazo en las dos primeras causales. Mientras que todos los médicos se niegan a realizar un aborto bajo la causal de violación. Así lo indicó la cientista político y vocera, Macarena Galaz. 

Otra de las participantes en esta movilización fue Fany Cornejo, vocera de la organización, Amiga Te Acompaño, que brinda apoyo a mujeres que atraviesan situaciones de violencia y acoso. Cornejo, relevó el trabajo social que existió detrás de esta legislación.

Una de las madres que se acercó hasta el Hospital de San Fernando, Andrea Vergara, comentó una realidad que viven las niñas de Colchagua y es el alto índice de violaciones que existen, sobre todo de menores de edad.

Desde el Hospital  indicaron que pese a la objeción de conciencia, la institución entregará todo el proceso de acompañamiento a las mujeres que requieran la aplicación de esta ley. Sin embargo, sostuvieron que el recinto solo practicará la interrupción del embarazo en las causales de riesgo de vida de la madre e inviabilidad fetal y en el caso de la tercera causal, la paciente será derivada a Rancagua o a otro recinto.

Hay que remarcar que la carta fue firmada por las siguientes organizaciones:  Amiga Te Acompaño, Frente Amplio VI Región, Partido Comunista VI Región, Federación de Estudiantes de San Fernando, Consejo de Desarrollo Local de Salud Cesfam Centro, Frente de Trabajadores MA, Central Unitaria de Trabajadores VI Región, Mujer Kultura y Naturaleza, No + AFP, Centro Cultural Manuel Rodríguez, ONG Consorcio por los Derechos Ciudadanos y el Desarrollo Sustentable, Desarrollo Rural Colchagua, Movimiento Autonomista Comunal de San Fernando y las Juventudes Comunistas de la VI Región.

Objeción de Conciencia

La objeción de conciencia de los médicos de O`Higgins no es la única situación que se da en el país. También en Osorno todos los profesionales se manifestaron objetores en la causal de violación, mientras que en la VI Región esa situación es variada.

El Subdirector del Servicio de Salud de O`Higgins, Felipe Rojas, explicó a Manía la cantidad de médicos objetores y en que cuasales. Así, en el caso de riesgo de vida de la madre, Rojas aclaró que en Rancagua son 23 los médicos los que podrán practicar la intervención, en San Fernando ninguno, en Santa Cruz 2 y en Rengo 3 especialistas están de acuerdo con la primera causal.

En el caso de inviabilidad fetal, el Subdirector Felipe Rojas, sostuvo que existen 8 objetores de 34 especialistas en Rancagua, 6 de los 8 médicos Santa Cruz son objetores y de los 7 que hay en Rengo, 3 son objetores, mientras que todos en San Fernando, se oponen a practicar el aborto en la segunda causal, indicó el subdirector.

El caso de violación en O´Higgins es el más complicado, porque registra la mayor cantidad de objetores de conciencia.

Sin embargo, el Subdirector del Servicio de Salud de O`Higgins aclaró que todos los médicos tiene la obligación ética de realizar un aborto si una mujer esta en riesgo vital inminente, es decir, que no puede sobrevivir a un traslado, pese a la objeción de conciencia.

Un dato extra.  Desde el Hospital San Juan de Dios de San Fernando, indicaron que existe un médico que no es objetor de conciencia en las dos primeras causales, como lo son riesgo vital de la madre y la inviabilidad fetal. Sin embargo, esa información fue actualizada por el recinto, una vez que el Subdirector dio a conocer a Manía los datos que que el Servicio de Salud había recibido de parte de los hospitales de la región.