Praga fue sede de las reuniones anuales del Tratado Antártico.

31 de julio de 2019

La XLII Reunión Consultiva del Tratado Antártico (RCTA) y la XXII Reunión del Comité para la Protección del Medio Ambiente (CPA) se llevaron a cabo en Praga, con delegados de casi cuarenta países y diez organizaciones científicas, intergubernamentales y no gubernamentales, entre el 1 y el 11 de julio en Praga, capital de la República Checa. Entre ellos, se encontraban representantes de la Convención para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos Antárticos (CCRVMA), el Consejo de Administradores de los Programas Antárticos Nacionales (COMNAP) y el Comité Científico de Investigación Antártica (SCAR).

La RCTA fue presidida por el Sr. Martin Smolek, Viceministro de la Sección para Asuntos Jurídicos y Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Checa. En tanto, la delegación chilena fue encabezada por el director de Antártica de la cancillería nacional, Camilo Sanhueza, quien fue acompañado por el director del Instituto Antártico Chileno, Dr. Marcelo Leppe, entre otros.

El CPA expresó su acuerdo en remitir una recomendación que aspirara a reducir la contaminación por microplásticos en la Antártica. Consideró también las recomendaciones emanadas del Taller de Turismo Antártico, que se llevó a cabo entre el 3 y el 5 de abril en Rotterdam, Países Bajos, y tomó la decisión de fortalecer las actuales directrices para los visitantes a la Antártica.

“Esta es la más importante de las reuniones antárticas internacionales, donde los países discuten y acuerdan las mejores formas de administrar el Continente Blanco, algo muy complejo en un ambiente tan dinámico como el polar y tan sometido a presiones, como las de la crisis climática que el planeta está enfrentando”, comenta Leppe.