Artesanas de INDAP que ganaron Sello de Excelencia buscan mantener tradición del trenzado de paja de trigo.

Creada en 2016, la Agrupación Trenzados de Cutemu está integrada además por Andrea Reyes y la diseñadora Rocío Schatzke, quienes han unido la sabiduría del trenzado de paja de trigo –técnica que llegó a la zona hace 200 años con los monjes franciscanos y que tradicionalmente se usó para hacer chupallas– con la creación de nuevos productos.

Zaida Edita Muñoz relató que desde muy niña aprendió los secretos del trenzado de paja de trigo Ligún, una técnica que actualmente solo se desarrolla en la localidad de Cutemu y en otros  sectores aledaños de la comuna de Paredones.

En el año 2018, Zaida y otras dos artesanas de Cutemu, usuarias de INDAP, en cocreación con Sofía Hott y Rocío Schätzke, obtuvieron el premio Sello de Excelencia a la artesanía por la «Línea de cinturones trenzados en paja de trigo». Y este año, junto a la artesana Débora Vidal –también usuaria de INDAP- y las integrantes de la agrupación Trenzados de Cutemu, recibió otro importante reconocimiento: uno de los diez Sellos de Excelencia a la Artesanía, con la creación Sombrero Surcos.

El Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, expresó sus felicitaciones a esta agrupación; a la vez que recordó que las dos artesanas usuarias de INDAP recibieron el año pasado el sello Manos Campesinas, que entre otros aspectos reconoce las prácticas ancestrales y los conocimientos tradicionales inmersos en su proceso de elaboración.

Artesanas de INDAP que ganaron Sello de Excelencia buscan mantener tradición del trenzado de paja de trigo.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Abrir chat