Bancada disidente solicitó al ejecutivo impulsar agenda de no discriminación para disidencias y diversidad sexo genérica

En el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia, la Bifobia y la Transfobia, la Bancada Disidente conformada por las Diputadas Marcela Riquelme, Emilia Schneider, Camila Musante y María Francisca Bello, este marte 17 de mayo presentaron ante la sala de la Cámara de Diputadas y Diputados un proyecto de resolución para solicitar al Presidente de la República, Gabriel Boric, establecer urgencias e impulsar una agenda legislativas de igualdad y no discriminación hacia la población LGBTIQA+.

El proyecto contempla que se otorgue suma urgencia a las reformas de Ley Antidiscriminación y Ley de Identidad de Género, solicitando además que se ratifique por parte del Estado de Chile la Convención Interamericana Contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia.

“En Chile la discriminación contra grupos de especial protección en nuestra sociedad es una urgencia impostergable. Los ataques violentos contra la comunidad LGBTIQA+ ocurren a diario y en diversos espacios dejando víctimas menores de edad en comunidades educativas y de todas las edades en parques, trabajos, hogares, cárceles, etc.

Estos pueden ser selectivos u organizados. Estas denuncias van desde la intimidación psicológica, agresiones físicas, torturas, secuestro y hasta la forma más extrema e irreparable de violencia que es el asesinato, incluso se han denunciado casos de violación “correctiva” con el pretexto de “curar” la homosexualidad”, señaló la diputada Marcela Riquelme.

Cabe destacar que desde hace 30 años y tras la resolución de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó de clasificar a la homosexualidad como una enfermedad mental curable. Es por esto que cada 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la homolesbobitransfobia. En ese contexto, la Bancada Disidente también desplegó desde el edificio del Congreso las banderas trans y la de diversidad sexual.

Desde el año 2012 que Chile se encuentra en deuda con la discriminación hacia personas LGBTIQA+, siendo el primer caso de una condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por discriminar a una mujer lesbiana y su familia, en el caso Karen Átala Riffo e hijas vs. Chile, en que nuestro país fue condenado a una serie de medidas por vulnerar los derechos de la demandante.

 

Bancada disidente solicitó al ejecutivo impulsar agenda de no discriminación para disidencias y diversidad sexo genérica

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest